,
Lic. Amalia Escobar
Directora General

Abril 26, 2018 // Social:

La violencia arrincona a la Iglesia en México

NEWS
La violencia arrincona a la Iglesia en México

La violencia ha vuelto a golpear a la Iglesia católica en México. El cadáver del cura Moisés Fabila ha sido hallado en el Estado de Morelos, en el centro del país. En la última semana tres sacerdotes han sido abatidos: Rubén Alcántara fue apuñalado el 18 de abril, Juan Miguel Contreras fue acribillado el pasado viernes y el cuerpo de Fabila fue encontrado el domingo e identificado por sus familiares este miércoles. En los poco más de cinco años del Gobierno de Enrique Peña Nieto, 24 religiosos han sido víctimas de homicidio.

Fabila, adscrito a la Basílica de Guadalupe, habría estado secuestrado poco más de dos de semanas, pero su familia decidió no hacerlo público y mantener al margen a la Iglesia en la negociación, según la prensa mexicana. El cadáver fue hallado el pasado 22 de abril en el municipio de Emiliano Zapata. La Fiscalía de Morelos, sin embargo, ha publicado a primera hora de este jueves un comunicado en el que señala que no cuenta con ninguna denuncia por algún delito que involucre al sacerdote. El rapto tampoco fue denunciado ante la Fiscalía Antisecuestro de la Procuraduría de Ciudad de México ni ante la Procuraduría General de la República, han dicho a EL PAÍS fuentes policiales.

Fabila nació en Valle de Bravo, en el central Estado de México, y fue ordenado en 1961. Era capellán del coro de la Basílica de Guadalupe desde 2001. Tras casi seis décadas en el sacerdocio, la Fiscalía de Morelos ha revelado que una mujer que se identificó como su hija reconoció el cuerpo, en otro punto polémico del caso. "Es la noche de este miércoles, cuando acude a las instalaciones del Servicio Médico Forense, quien dijo llamarse Elizabeth y reconoce el cuerpo como el de su padre identificado como Moisés Fabila Reyes", se lee en el boletín de la fiscalía.

Otro de los puntos grises es que los resultados de la necropsia establecen que la causa de muerte fue un infarto y se han tomado muestras para realizar otras pruebas periciales. No se ha detallado quién está detrás del supuesto secuestro ni si hay detenidos por la muerte del cura de 84 años. "Nos unimos a la pena que embarga a los familiares y amigos del padre Moisés Fabila, elevamos nuestras oraciones a Dios por el eterno descanso de su alma", ha lamentado este jueves la Arquidiócesis de México.  

https://elpais.com/internacional/2018/04/26/mexico/1524755245_226290.html