,
Lic. Amalia Escobar
Directora General

Seguridad

Consterna a vecinos accidente de jovencitos en Centro de Hermosillo

Expresaron su sentir ante el incidente registrado, a las afueras del bar “El Gato Negro”, ubicado en las calles Guerrero y Doctor Noriega.

NEWS
Consterna a vecinos accidente de jovencitos en Centro de Hermosillo

Noviembre 28, 2019 |

"Nos sentimos muy tristes porque no debió pasar eso, menos a los niños que son muy estudiosos y no andan de vagos", expresó Gabriela Torres, vecina de los adolescentes que ayer resultaron lesionados en la explosión del registro de la CFE en el Centro de la ciudad. 

Consternados ante la situación, los vecinos de Claritza Guadalupe, de 15 años de edad y Luis Fernando, de 16, expresaron su sentir ante el incidente registrado alrededor de las 18:00 horas, a las afueras del bar “El Gato Negro”, ubicado en las calles Guerrero y Doctor Noriega. 

 
"No lo podemos creer porque ellos son muy buenos, yo conozco más a Luis Fernando porque es amigo de mis hijos, aquí se la lleva, es muy estudioso, es muy buen niño y toda su familia. 

"El estado de salud no se sabe aún", dijo, "porque hasta las 11:30 de la noche de ayer apenas nos dijeron que lo tenían todo entubado y estaba muy grave, parece ser que se lo van a llevar al otro lado". 

María Hernández, quien conoce a las víctimas desde hace aproximadamente 7 años, comentó que estuvo acompañando anoche a la mamá de Claritza, ya que son amigas y sus hijas comparten también cariño, y exigió que las autoridades correspondientes se hagan responsables de lo sucedido. 

A ella la van a trasladar a Sacramento, me dijo la mamá anoche, pero ahorita estaba viendo una transmisión en el que dice que la Comisión (CFE) ya había hecho presencia y se puso a disposición de lo que se ofreciera, pero no es cierto. 

"Cuando nosotros estábamos allá", añadió, "la Bety estaba con los doctores y llegó una mujer de la CFE y nomás preguntó por el estado de salud y se fue; incluso, le dijimos a la Bety que estaban los de la Comisión y ella le gritó a la muchacha, pero se hacía la que no oía, la tuvo que corretear al carro".